¿SER MUJER Y AUTISTA?

Si señores, todavía a día de hoy, hay personas que discuten acerca de si algunas mujeres, las que en el último post llamaba falso Ferrari, merecemos esa etiqueta. Si, digo merecemos porque parece que cuando una persona discute o se plantea un diagnóstico es porque le encanta la idea de tenerlo. Oye, no, pasar por todo un proceso de diagnóstico me parece una de las tareas más valientes que haya vivido nunca. No porque lo haga yo, sino porque asumes que eres diferente, eres divergente y que, posiblemente, puede haber algo en tu vida que esté haciendo que no rindas al 100%, que algunos aspectos estén fallando y que te sientas como esa especie de puzzle que algunas asociaciones nos intentan vender, esa tristeza de sentir que no estas completa.

Entonces, de repente, tras pasar horas y horas haciendo pruebas, desear cada día que te llegue esa respuesta, resulta que eres Autista. Desgraciadamente, en cuanto a mujeres se refiere, hay una especie de falsa creencia (en parte por lo que se conoce del Síndrome de Rett en mujeres y del Autismo de Kanner) de que es difícil ser autista, y si lo eres, seguramente debes ser el perfil más grave de todos, con un retraso importante en todas las áreas y que no va a poder tener una independencia garantizada. No, actualmente sabemos que esto es un mito. Hay tanta diversidad en al autismo masculino como en el femenino, entonces, ¿Dónde están esas autistas de Alto funcionamiento?

Efectivamente, estamos escondidas, no porque queramos, sino porque la historia ha jugado mala pasada en cuanto a nuestro diagnóstico se refiere. Si tenemos en cuenta que Shukareva inició su estudio con seis niños, pero por más que indago en ninguno se menciona la posibilidad de que de entre esos seis menores, hubiese chicas. Seguramente, ello llevaría a que por su lado tanto Leo Kanner como Hans Asperger, se centraran en aquellos casos que por lo patente de algunos rasgos en edades tempranas, fuesen moderados o graves, y en definitiva, a las mujeres en el espectro con síntomas más graves, fuesen diagnosticadas con otras etiquetas. Ahí empezó nuestro primer sesgo ¿no?

Es más, leyendo algunos blogs, como el del Dr. Manuel Casanova, se hace una dura crítica al libro Neurotribes por algunos aspectos pero se menciona una cuestión que me parece cuanto menos interesante:

<< Lo que es raro en el informe de Asperger es el hecho de que sus casos todos eran varones de funcionamiento superior, y muchos tenían habilidades importantes. Ahora parece más evidente que el sesgo en su serie probablemente reflejaba el hecho de que el Tercer Reich (o Asperger por sí mismo) eliminaron aquellos pacientes que eran principalmente mujeres de menor funcionamiento o que carecían de habilidades útiles. Por lo tanto, a pesar de Asperger haber reconocido habilidades especiales en algunos individuos autistas también el elimino los que carecían de las mismas>>

El Neurólogo de Carolina del Sur, pone de manifiesto lo que de sobras es conocido por la historia, el Tercer Reich exterminaba cualquier caso que presentase anomalías extremas o que careciesen de habilidades especiales, seguramente en la búsqueda de esa pureza de la raza aria. Una atrocidad en sí misma, pero que gracias a dios, la historia no permite que sea olvidada, ya sabemos, los errores que se olvidan son los que tenemos el riesgo de volver a cometer. No comparto las ideas capacitistas de este Doctor que defienden aun técnicas como electromagnetismo en autistas como me ha transmitido mi compañere @alistasbajocuerda, pero me resultó interesante dicho dato y estimé relevante aportarlo.

Durante años se discutiría, dejando a un margen la excelente labor de Shukareva, que es al menos a día de hoy la verdadera pionera y quien descubrió el autismo como etiqueta diagnóstica, tendremos que avanzar mucho en el tiempo, para encontrar a alguien que se preocupase por el autismo en mujeres. Muchas las que estamos en el activismo la conocemos por su contribución al hablar del “continuo autista”, no es ni más ni menos que la psiquiatra Lorna Wing. Tanta importancia ha tenido en este movimiento y en la no patologización del autismo, que se ha llegado a plantear por algunos sectores activistas el cambiar la denominación a síndrome de Wing. Su aportación deviene en entender el autismo como un amplio espectro continuo, donde cada individuo sea del género que sea, presenta lo que se conoce como Triada de Wing, es decir, presenta dificultades en tres áreas concretas: el área de la comunicación, en el área de imaginación y flexibilidad y, por último, el área de la interacción social.

La hipótesis de Wing supuso el germen de la reforma y1 cambio del DSM-IV anterior (libro de diagnóstico de psicología americana que recogía el asperger como categoría diferenciada al autismo junto al síndrome de Rett, el trastorno desintegrativo infantil y el trastorno general del desarrollo no especificado)  a que entendamos el autismo en el actual DSM-V como un abanico más o menos con la forma de un esquema de Gauss, comúnmente usado en estadística:

DIAGRAMA

El desarrollo neurotípico                                                       el autismo clásico de Kanner

En un extremo tendríamos lo que se consideraría el desarrollo normativo de un peque, mientras que en el otro extremo nos encontraríamos con el autismo clásico de Kanner. En cualquier caso, al hablar de “abanico o espectro”, gracias a esta aportación, se empieza a considerar el autismo como un continuo en el que se altera cualitativamente un conjunto de dimensiones: los trastornos de la relación social; el trastorno de la comunicación y la falta de flexibilidad mental, siendo el grado I el más leve, el grado II los casos con afectación moderada de dichas áreas, y por último, el grado III, autismo severo, para referirse a aquellos casos con una afectación grave de las áreas del desarrollo mencionadas ¿Pero qué más ha influido además de las aportaciones científicas?

Una de las razones poderosas que llevaron a considerar el englobar todo bajo el término Trastorno del Espectro Autista, es que, a lo largo de la infancia y el desarrollo de muchos menores, se daban circunstancias que hacían evidente que aun teniendo el diagnóstico oficial de autismo, la evolución hacía dudar si nos hallábamos ante un posible caso de asperger mal diagnosticado o que efectivamente había una especie de cambio o evolución, difícil de explicar, pero que podría establecer una conexión indubitada entre dichos trastornos. La realidad es que la forma de intervención suele centrarse en las necesidades del menor más que en la propia etiqueta. Estar dentro del Espectro Autista, no va a hacer que tenga menos posibilidades de alcanzar la plenitud o ser feliz, respecto de cualquier persona neurotípica. Digamos que ha sido una manera de evitar que los pacientes fuesen privados de una intervención globalizada en edades tempranas ya que como muchos sabéis el Autismo es de los diagnósticos que presentan más áreas del desarrollo con una evolución lejos de la neuronorma, lo que hace, que la intervención terapéutica sea lo más centralizada posible.

Sin embargo, ello no obsta a que pueda haber, y con razón, teorías sobre el posible (ab)uso de determinados fármacos en personas autistas. Ahí no logro a llegar y creo que sería un buen debate a traer a colación en twitter. Bastaría con mostrar las estadísticas un par de años antes y después de la modificación del DSM, para ver qué psicofármacos han sufrido un mayor aumento (no breve, hablamos de un crecimiento considerable en ventas) y hacernos una idea más o menos sustancial de quién se ha visto beneficiado por este cambio, o en contraposición a lo que se pueda suponer, resulta que ha habido un descenso o estabilización de dicho mercado y que no hay un nexo causal relevante entre la venta de medicamentos específicos (como la risperidona) y este cambio en el diagnóstico.

CRÍTICA AL GÉNERO.-

Algo que me ha parecido cuanto menos asombroso en todo este tiempo que llevo conociendo el autismo (antes solo por mi hijo, ahora por mí misma, y en la actualidad ya son 6 años desde su diagnóstico) es que parece que en la etiqueta diagnóstica está muy centrado todo en el género. Quizá por eso me pareció tan interesante en su día la Triada de Wing, ¿no? Concreta mucho más las áreas afectadas sin especificar qué actuaciones han de ser propias de un género u otro.

Actualmente, y cada vez más gracias a Dios, el universo, o en lo que sea que crea la humanidad, la sociedad tiende a ser más inclusiva, lo que implica, que se esté abandonando las ideas de que el azul es de niños, y el rosa, de niñas, de que jugar a los coches o a los lego es algo de niños, y jugar a las muñecas exclusivo de niñas, no. Verdaderamente estoy orgullosa de los progenitores del Siglo XXI que se niegan a pensar que haya actitudes, juegos o actividades que sean únicas para un determinado género, lo cual, me lleva a plantear ¿Para cuándo unificar criterios diagnósticos sin tener en cuenta el género? ¿Para cuándo un estudio global del autismo que lo trate teniendo en cuenta su diversidad?

Bueno no es fácil de responder. Os asombrará saber que a día de hoy no hay una lista oficial de rasgos del autismo femenino, lo cual, implica que donde no hay aún donde comparar de forma objetiva, no se pueda extraer un denominador común (a excepción de lo comentado respecto de la Triada de Wing) para establecer criterios que no estén sesgados por género, que sean únicos con independencia de cuál sea el mismo. Sé que algunos creeréis que es una chorrada, pero lo cierto es que entre la comunidad autista hay un gran porcentaje de personas LGTBI. Ello obliga a que, teniendo en cuenta que los tiempos han cambiado, que verdaderamente se persigue la inclusión, ésta empiece por manifestarse en el campo profesional. A veces basta con poner ejemplos sin decir el género, como encontrar el denominador común para que en el juego simbólico se observe que hay un desarrollo atípico. Creo que es algo a tener en cuenta a efectos de que esas personas autistas que por algún motivo son difíciles de diagnosticar dejen de serlo ¿Por qué? Porque dejen de buscarse siempre los mismos patrones o ítems como si no hubiesen más factores a tener en cuenta o, simplemente, tener en cuenta los mismos desde otra perspectiva.

AUTISMO EN MUJERES

Rudy Simone, en su obra, “Aspergergirls: Empowering females with Asperger Syndrome” ha definido unos criterios, aún no aceptados por la comunidad científica, sobre lo que consideraríamos el TEA grado I (antes llamado Asperger) en mujeres. La lista aquí expuesta no está siendo usada únicamente como criterio de diagnóstico, pero sí que puede servir a efectos de visualizar y dar a conocer cómo varía la expresión del autismo en mujeres. Personalmente, creo que el éxito será pleno cuando seamos capaces de crear esos criterios unitarios de los que hablábamos antes. Asimismo, a través de la web MUJERESTEA, podemos encontrar la lista de Samantha Craft, activista de los derechos de la neurodiversidad y diagnosticada de Asperger:

LISTA NO OFICIAL DE SAMANTHA CRAFT:

Sección A:  Pensadoras profundas.

  1. Pensadoras profundas.
  2. Escritoras prolíficos tendientes a la poesía.
  3. Muy inteligentes (en el sentido que aclaramos previamente).
  4. Puede ver cosas en múltiples niveles, incluyendo sus propios procesos de pensamiento.
  5. Además analiza la existencia, el significado de la vida, y de todo continuamente.
  6. No toma las cosas por sentado
  7. No simplifica.
  8. Todo es complejo.
  9. Se suele perder en sus pensamientos.
  10. Seria y objetiva por naturaleza.

Sección B: Inocencia

  1. Ingenua.
  2. Honesta.
  3. Presenta dificultades con las mentiras.
  4. Presenta dificultades para comprender la manipulación y deslealtad.
  5. Presenta dificultades para comprender conductas vengativas y represalias.
  6. Puede ser fácilmente engañada y estafada.
  7. Presenta sentimientos de confusión o de estar agobiada.
  8. Puede sentirse inapropiada y/ o de otro planeta.
  9. Puede experimentar aislamiento.
  10. Puede haber sido abusada o que otras personas hayan sacado provecho de ella de niña, pero nunca pensó en contarle a nadie.

Sección C: Escape y Amistad.

  1. Sobrevive a emociones y sentidos abrumadores escapando a través de su pensamiento o en acciones.
  2. Escapa regularmente a través de fijaciones, obsesiones, e hiper-foco en distintos temas.
  3. Escapa de forma rutinaria a través de la imaginación, la fantasía y soñar despierta.
  4. Escapa en el ritmo de las palabras.
  5. Continuamente está filosofando.
  6. Tuvo amigos imaginarios en su juventud.
  7. Imita a personas que ve en la televisión en películas.
  8. Trataba a sus amigos como títeres en su juventud, sus amigos podían ser estudiantes, consumidores, miembros.
  9. Se hace amiga de mujeres mayores o más jóvenes más que amigos de su propia edad (más a menudo en la edad adulta joven).
  10. Imita a amigos o pares en estilo, la ropa, las actitudes, intereses, y forma, a veces incluso en el discurso.
  11. Colecciona y organiza obsesivamente objetos.
  12. Domina muy bien la imitación
  13. Escapa escuchando la misma música una y otra vez
  14. Escapa a través de relaciones, reales o imaginarias
  15. Los números la relajan (pueden ser números asociados a patrones, cálculos, listas, tiempo, o personificaciones)
  16. Escapa a través de contar, categorizar, organizar, reorganizar.
  17. Se escapa a otras habitaciones durante las fiestas.
  18. No puede relajarse o descansar sin tantos pensamientos.
  19. Todo debe tener un sentido.

Sección D: Atributos Comórbidos.

  1. Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).
  2. Problemas sensoriales (visión, sonidos, texturas, olores). Puede presentar también sinestesia.
  3. Ansiedad Generalizada.
  4. Sentido de peligro cercano o fatalidad.
  5. Sentimientos extremos polarizados (depresión/ extrema alegría, desconsideración/ hipersensible).
  6. Tono muscular pobre, extremidades muy flexibles, y/o falta de coordinación (Puede presentar Síndrome de Ehlers Danlos o Hipotonía, o Síndrome de taquicardia ortostática postural).
  7. Desórdenes de la alimentación, obsesiones con la comida, y/o preocupaciones por lo que come.
  8. Intestinos irritables y/o problemas intestinales.
  9. Fatiga crónica y desafíos inmunológicos.
  10. Diagnosticada erróneamente o diagnosticada con un trastorno mental.
  11. Experimenta síntomas físicos múltiples, a veces etiquetada como “hipocondríaca”.
  12. Cuestiona su lugar en el mundo.
  13. Se le suelen caer objetos pequeños.
  14. Se cuestiona sobre quién es ella y qué se espera de ella.
  15. Busca lo que es correcto e incorrecto.
  16. Ha tenido episodios de depresión desde la pubertad (puede presentar el Trastorno Disfórico Premenstrual)
  17. Se golpea o frota las uñas, se rasca la piel o el cuero cabelludo, aletea con sus manos, se frota las manos entre sí, se mete las manos bajo o entre las piernas, mantiene cerrado sus puños, camina de un lado al otro en círculos, tose de forma frecuente.

Sección E: Interacción social.

  1. Sus amigos han terminado su amistad de forma abrupta sin que ella comprenda el motivo.  Puede presentar dificultades para hacerse amigos.
  1. Tendencia a compartir demasiado.
  2. Cuenta detalles a extraños.
  3. Levantaba mucho la mano para participar en clase, o no levantaba la mano en absoluto.
  4. Tenía poco control de los impulsos al hablar cuando era más joven.
  5. Puede monopolizar la conversación a veces.
  6. Lleva los temas de conversación hacia sí misma.
  7. Puede aparentar narcisista o controladora (aunque no sea narcisista).
  8. Comparte cosas para acercarse a otros.
  9. A menudo suena ansiosa, o celosa, o apática y desinteresada.
  10. Conserva para sí misma muchos pensamientos, ideas y sentimientos
  11. Siente que intenta comunicarse de forma “correcta”.
  1. Se obsesiona sobre el potencial de la relación con alguien especialmente con una nueva amistad o relación amorosa.
  2. Se siente confundida por las reglas del contacto ocular adecuado, el tono de voz, la proximidad del cuerpo y la postura en una conversación
  3. Las conversaciones suelen ser agotadoras.
  4. Cuestiona sus acciones y comportamientos y las de otros de forma continua.
  5. Siente como si le falta el “gen de la conversación” o el “filtro”.
  6. Se ha entrenado a sí misma en interacciones sociales a través del estudio de otras personas.
  7. Visualiza y práctica cómo actuará alrededor de otras personas.
  8. Práctica o ensaya en su cabeza qué dirá cuando esté con otra persona antes de encontrarse con ella.
  9. Tiene dificultades para filtrar el sonido de fondo cuando habla con los demás.
  10. Tiene un diálogo interno en su mente que le dice que hacer o cómo actuar cuando está en una situación social.
  11. Tiene un sentido del humor poco convencional, raro, diferente a los demás y a veces inapropiado.
  12. Cuando era niña tenía dificultades en detectar cuando era su turno para hablar.
  13. Encuentra las reglas de conversación confusas.
  14. Encuentra aquellas reglas implícitas, no dichas, o no escritas difícil de captar, y aplicar.

Sección F: Encuentra refugio cuando está sola.

  1. Siente un alivio extremo cuando no tiene que ir a ninguna parte, ni hablar con alguien, contestar llamadas, o salir de la casa, pero al mismo tiempo a menudo siente culpa por “hibernar” y no hacer “lo que todo el mundo está haciendo”.
  2. Un visitante en el hogar puede ser percibido como una amenaza (aunque este sea puede ser un familiar).
  3. Sabiendo que lógicamente que un visitante familiar de la casa no es una amenaza, eso no alivia su ansiedad.
  4. A veces se siente como si estuviera en el escenario siendo vista y / o la sensación de tener que actuar siempre los pasos “correctos”, incluso cuando ella está sola en casa.
  5. Sentimientos de temor de eventos y compromisos futuros que tiene en su agenda.
  6. Saber que tiene que tiene que irse de casa le genera ansiedad desde el momento que se levanta
  7. Todos los pasos relacionados con irse de casa son abrumadores y agotadores al pensarlos
  8. Se prepara mentalmente para las salidas, excursiones, encuentros, compromisos con días de anticipación antes del evento.
  9. Presenta tendencias tipo obsesivo-compulsivo en relación al concepto del tiempo, de llegar puntual, de llevar cuenta del tiempo, y de manejar el tiempo (así como también puede ser del dinero).
  10. Se cuestiona los próximos pasos y movimientos continuamente.
  11. A veces puede sentirse como si estuviera en un escenario siendo observada, o una sensación de siempre tener que actuar los pasos adecuados, aun cuando está sola en casa.
  12. Decirse a sí misma palabras auto-afirmantes, o habla positiva (propia de la TCC) no alivia típicamente la ansiedad.
  13. Saber que pasará todo el día en casa, le genera una gran tranquilidad.
  14. Requiere de un gran tiempo de respiro en soledad.
  15. Se siente culpable después de pasar mucho tiempo con un interés especial
  16. Se siente incómoda en baños públicos, vestidores, etc.
  17. Le disgusta estar en lugares con muchas personas, como un shopping mall, un gimnasio o un teatro.

Sección G: Sensibilidad

  1. Sensible a sonidos, texturas, temperatura, y/u olores, incluso cuando trata de dormir.
  2. Ajusta la ropa de cama, sábanas y el ambiente para encontrarse más cómoda.
  3. Sus sueños suelen ser motivados por la ansiedad, vívidos, complejos, o de naturaleza predictiva.
  4. Altamente intuitiva hacia los sentimientos de otras personas.
  5. Altamente empática, a veces al punto de la confusión.
  6. Se toma las críticas muy a pecho.
  7. Desea ser vista, escuchada y comprendida.
  8. Altamente susceptible hacia las opiniones y puntos de vista ajenos.
  9. Se cuestiona si es una persona normal.
  10. Por momentos adapta su visión y su vida basada en las opiniones de los demás.
  11. Reconoce sus propias limitaciones todos los días, incluso cada hora.
  12. Se siente herida cuando otras personas cuestionan o dudan de su trabajo.
  13. Considera muchas cosas como una extensión de sí misma.
  14. Tiene miedo de las opiniones de otros y de las críticas.
  15. Le desagradan aquellas palabras o eventos que lastiman a animales o personas.
  16. Colecciona o rescata animales.
  17. Presenta gran compasión por el sufrimiento (a veces también de objetos inanimados, o personificaciones).
  18. Es sensible a las sustancias (toxinas del ambiente, comidas, alcohol, medicación, hormonas etc.)
  19. Intenta ayudar, ofrece consejos no solicitados, y formaliza planes de acción.
  20. Se cuestiona el sentido de la vida, y cómo ser una mejor persona
  21. Busca comprender sus habilidades y talentos.

Sección H: Sentido de sí misma.

  1. Se siente atrapada entre querer ser ella misma y querer encajar.
  2. Imita a los demás sin darse cuenta.
  3. Suprime los deseos verdaderos (a menudo en la edad adulta joven).
  4. Muestra conductas co-dependientes (a menudo en la adultez joven).
  5. Se adapta a sí misma para evitar el ridículo.
  6. Rechaza o cuestiona las normas sociales.
  7. Tiene sentimientos de extremo aislamiento.
  8. Sentirse bien sobre si misma le lleva mucho trabajo y esfuerzo.
  9. Cambia sus preferencias de acuerdo al ambiente y a las otras personas.
  10. No se preocupaba demasiado sobre la higiene personal, la ropa, y las apariencias en los años previos a la adolescencia, o antes que alguna persona se lo haga notar.
  11. A veces se asusta o descontrola, pero no sabe por qué hasta un tiempo después.
  12. Puede presentar una voz de una chica más joven.
  13. Puede serle difícil reconocer como se ve, o ha tenido episodios leves de prosopagnosia (dificultad para reconocer las caras).
  14. Se siente significativamente más joven por dentro que por fuera.

Sección I: Confusión.

  1. Dificultades para aprender que los demás no siempre son honestos.
  2. Los sentimientos a veces pueden ser confusos, ilógicos, e impredecibles  (los propios y los ajenos).
  3. Confunde horarios de compromisos, números y / o fechas de citas.
  4. Espera que al actuar de una cierta manera se puedan lograr ciertos resultados, pero se da cuenta al tratar con las emociones que esos resultados no siempre se manifiestan.
  5. Hablaba francamente y literalmente en la juventud.
  6. Se le escapa el sentido de las bromas.
  7. Se confunde cuando excluyen, evitan, menosprecian, engañan o traicionan a otras personas.
  8. Tienen dificultades para identificar sentimientos a menos que sean muy extremos.
  9. Dificultades identificando sentimientos de odio y disgusto.
  10. Puede sentir pena por alguien que la ya haya lastimado o perseguido.
  11. Puede tener sentimientos propios de ira, amor profundo, miedo, furia, y aturdimiento, y anticipación que le son más fáciles de identificar que la alegría, la calma, y la serenidad.
  12. Tiene dificultades reconociendo cómo la extremidad de las emociones (sea la furia o el amor profundo) puede afectarla, y dificultades para transferir lo que ha aprendido de una emoción hacia otra.
  13. Las conversaciones y situaciones a veces son percibidas como blanco y negro.
  1. Los resultados, eventos o emociones que caen a mitad del espectro, son sobre estimados, o poco comprendidos (todo o nada).
  2. Una pequeña pelea puede significar el fin de una relación o que colapse el mundo para la persona.
  3. Un pequeño elogio puede hacerla sentir muy feliz

Sección J: Palabras, Números y Patrones.

  1. Le gusta conocer los orígenes de las palabras y / o el origen de los hechos históricos / causa raíz y fundamento.
  2. Se confunde cuando hay más de un significado (o deletreo) de una palabra.
  3. Alto interés en canciones y letras de canciones.
  4. Nota patrones con frecuencia.
  5. Recuerda cosas de forma visual.
  6. Recuerda exactamente los detalles de la vida de otras personas.
  7. Tiene una memoria notable para ciertos detalles.
  8. Escribe o crea para calmar su ansiedad.
  9. Tiene ciertos “sentimientos” o emociones hacia palabras y/o números.
  10. Las palabras y/o números le dan una sensación de confort y paz parecida a la amistad.

(Opcional) Funciones Ejecutivas y Habilidades Motrices.

Esta área no siempre es tan evidente como otras áreas.

  1.  Las tareas simples pueden causar dificultades extremas.
  2. Aprender a conducir un coche o doblar la esquina en un pasillo puede ser problemático.
  3.  Los nuevos lugares ofrecen su propio conjunto de desafíos.
  4. Cualquier cosa que requiera una cantidad razonable de pasos, destreza o conocimiento puede despertar un sentimiento de pánico.
  5. El pensar en reparar, arreglar o localizar algo puede generar ansiedad.
  6.  Las tareas mundanas pueden ser evitadas.
  7. La limpieza propia y del hogar puede parecer infranqueable.
  8. Pueden surgir muchas preguntas a la hora de prepararse para realizar una tarea.
  9.  Una salida a una tienda o negocio, puede ser abrumador.
  10. Puede irse de su casa con medias de diferentes pares, los botones abrochados de forma incorrecta, o tener dislexia o disgrafia.
  11. Pueden tener dificultades con los pasos de baile, los movimientos aeróbicos, o seguir las instrucciones en una clase grupal de gimnasia.
  12. Le cuesta encontrar ciertos objetos en el hogar, pero recuerda a la perfección donde están otros. La imposibilidad de localizar algo o el pensamiento sobre localizar algo pueden generar sentimientos intensos de ansiedad aún con objetos sencillos y prescindibles.

Fuente Original : Autora Samantha Craft, contacto vía:

https://everydayaspie.wordpress.com/2016/05/02/females-with-aspergers-syndrome-checklist-by-samantha-craft/

http://www.myspectrumsuite.com/might-autism-spectrum/

A continuación os dejo con la lista de Rudy Simone, la cual, junto con la anterior, os puede ayudar a dar una visión más concreta del autismo femenino.

LISTA NO OFICIAL DE RUDY SIMONE

1.- Hábitos personales y apariencia física:

  • Viste de forma cómoda por problemas sensoriales con las texturas y por ser más práctico.
  • No dedica mucho tiempo a arreglarse, sus peinados suelen ser “lavar y secar”
  • Su apariencia refleja su personalidad excéntrica
  • Puede mostrar aspecto físico andrógino: pueden verse a sí mismas parte femenina y parte masculina
  • El aspecto que muestra es muy juvenil, tanto en apariencia como en gustos
  • Su aspecto puede ser camaleónico, imitando a otras personas al no tener un fuerte sentido del “yo”
  • Pueden ser muy sensibles a los efectos de los medicamentos.
  • Pueden tener dificultades con la motricidad fina (movimientos precisos con las manos)

2.- Educación y funciones cognitivas:

  • El rendimiento escolar pudo haber sido: excelente o con dificultades importantes en el aprendizaje.
  • Pudo haber aprendido sola a leer a una edad muy temprana (antes de los 6 años, lo que se conoce como hiperlexia).
  • Pudo haber aprendido sola otras habilidades a edad temprana: como conocer el abecedario, escribir frases, cálculo, etc.
  • Presentan gran nivel de vocabulario, más rico de lo que toca por edad. No obstante, tienen dificultades con el lenguaje pragmático (bromas, doble sentidos, fórmulas sociales de saludo, despedida) y de reciprocidad (hablar por turnos)
  • Necesita apoyo visual para ordenar sus ideas.
  • Puede mostrar una alta capacidad cognitiva.
  • Puede haberse sentido fuera de lugar en el sistema educativo (en ocasiones, rígido), al no poder dar rienda suelta a sus capacidades o a su modo de hacer las cosas.
  • Puede tener uno o varios títulos universitarios, doctorados o distintos estudios iniciados (y no acabados).
  • Puede mostrar mucha fascinación y pasión por aprender algo y, de pronto, aburrirse y dejarlo.
  • Puede mostrar criterios de Síndrome de Savant (Síndrome del Sabio), al tener muy muy desarrollada algún aspecto cognitivo (como la memoria, el cálculo, el lenguaje…)
  • Procesan la información del mundo de manera distinta, de manera más analítica y pueden aportar interesantes puntos de vista que a otros se nos pasarían por alto
  • Pensamiento objetivo, les gusta analizar y no dar las cosas por sentado
  • Presentan gran capacidad de memoria a los detalles y de concentración (si algo les interesa)
  • Por contra, presentan dificultades a la hora de planificar y organizar sus acciones, resolver problemas, encontrar distintas soluciones o anticipar los resultados.

3.- Esfera emocional, conductual y personalidad:

  • Presentan inmadurez y alta sensibilidad emocional: para ella, cualquier detalle fuera de lugar es un mundo (lo que en ocasiones, a las personas de alrededor les cuesta entender por qué algo tan ínfimo es tanto problema para ella).
  • El miedo y la ansiedad suelen predominar en su estado de ánimo.
  • Pueden tener un estado de ánimo o humor cambiante (estalla la tormenta y después calma).
  • Tienen tendencia a tener ansiedad, por lo que pueden haber sido diagnosticadas de Trastorno de Ansiedad-
  • Pueden presentar épocas con episodios depresivos, lo que pueden haber provocado un diagnóstico de Trastorno Depresivo o Trastorno Bipolar.
  • Suelen ser más abiertas a hablar de sus emociones que los chicos Asperger.
  • Pueden decir que no sienten las emociones, sino que las piensan.
  • Utiliza el control como forma para manejar el estrés: es por ello, que se aferra a las normas establecidas, a una manera de hacer o de decir las cosas, de ver el mundo, etc (inflexibilidad y rigidez)
  • La rigidez puede ayudar a que ellas toleren muy mal las injusticias o el hecho de no sentirse comprendidas: pueden desembocar en sentimientos de rabia o frustración (pueden pasarse horas explicando por qué tú estás equivocado/no tienes razón, llegando a los gritos).
  • Cuando han tenido un episodio de enfado, gritos o frustración, suelen sentirse culpables y piden perdón.
  • Suelen presentar aspectos obsesivos (muy centradas en algún tema)
  • Pueden presentar rituales obsesivos (como no poder dejar cosas a medias, clasificar cosas, ordenar ….) especialmente cuando tienen ansiedad
  • También puede recurrir a los comportamientos estereotipados (o estereotipias) para calmar el estrés o ansiedad: balanceo delante y atrás (o izquierda -derecha), movimiento de las manos, canturrear, mover las piernas, golpear los dedos, etc.
  • Suele ser muy feliz en su casa o en espacios donde se sienta segura “como en casa”.
  • Cuando se encuentran felices, pueden mostrarlo: cantando, bailando, moviendo las manos repetitivamente (aleteo), saltar, aplaudir…
  • Su aspecto es de mujer tímida, frágil y sensible.
  • Son muy sensibles y tienen problemas de procesamiento sensorial, por lo que los ruidos y las texturas pueden suponer una fuente de sobrecarga (sobrecarga sensorial) y ser fuente de estrés y ansiedad.
  • Debido especialmente a aspectos de la sobrecarga sensorial, puede tener estallidos de mal genio o necesidad de llorar (incluso en público) para poder volver a calmarse.
  • Tras una crisis sensorial (o tras un momento de alto estrés), puede optar por no hablar, aislarse en sí misma durante un tiempo (perdida en sus pensamientos)
  • Suelen ser ingenuas, honestas, puedes confiar 100% en ellas que te dirán siempre la verdad, no son desleales, son fieles a sus principios y a las personas que quieren
  • En ocasiones puede sentirse inapropiada o fuera de lugar, lo que conlleva a sentimientos de aislamiento
  • Suelen mostrar mayor empatía ante el sufrimiento animal.

4.- Relaciones sociales:

  • Presentan mayores facilidades para la interacción y comunicación social que los varones Asperger
  • Suele ser más expresiva tanto verbalmente como con gestos faciales que los chicos Asperger
  • Puede ser muy literal entendiendo las palabras, frases, etc. Puede utilizar frases hechas o fórmulas de interacción social en momentos inapropiados y ser malinterpretados por los demás.
  • Puede ser muy tímida y aislarse de los demás o puede ser muy abierta y no dejar de hablar.
  • Si hay un tema que les interesa, pueden hablar durante horas sin que haya una conversación recíproca.
  • Es más hábil a la hora de realizar breves interacciones sociales que los chicos Asperger. No obstante, pareciera que no tiene problemas pero está actuando en base a imitación de otras personas.
  • No suelen tener preferencia por salir fuera de casa, a no ser que sea con su marido o hijos (si tienen)
  • Si les interesa alguien como pareja, pueden ser muy insistentes de manera incómoda (por ejemplo, realizando comentarios poco apropiados para la situación, mirándolos fijamente, llamándoles de manera insistente (o enviando whatsapps… etc)
  • Suelen preferir la compañía de animales a estar con otras personas
  • Probablemente tuvo amigos imaginarios hasta la adolescencia
  • Puede preferir la compañía de amistades o más jóvenes o mayores que ella.

5.- Talentos y vocación:

  • Suelen tener una o dos temas de interés, donde son expertas.
  • Tendencia a mostrar talentos artísticos: dibujo, pintura, música o fotografía.
  • Las mujeres Asperger más visuales, pueden mostrar preferencia por: la ciencia, los videojuegos, diseño gráfico, tecnología o inventos.
  • Las mujeres Asperger más verbales, pueden mostrar preferencia por: la literatura, los idiomas, cultura, historia o la psicología. Pueden tener una gran capacidad de reflexión (grandes pensadoras o filósofas)
  • Les puede interesar mucho plantearse cuestiones existenciales, el sentido de la vida, el por qué de las cosas, de la historia,…

6.- Aficiones:

  • Cine
  • Lectura: habitualmente la ciencia ficción y el mundo de fantasía así como literatura clásica
  • Escritura: pueden tener tendencia a realizar escritos, cuentos, poemas, etc.
  • Aprecia su espacio aislado del mundo
  • Especialmente sensibles con los animales y la naturaleza en general
  • Les suele gustar mucho el material de oficina (bolígrafos, papeles, carpetas…)

rasgos tea mujeres.png

Aunque se que toda la información aquí expuesta no deja de ser una conjunción y compilación de lo que podéis encontrar por las redes, espero que os anime a informaros y a debatir acerca de ese halo invisible que se ciñe sobre los criterios diagnósticos del autismo, ese sesgo de género que no tiene justificación alguna. A mí, personalmente, me lleva a cuestionarme hacia dónde vamos quiénes hacemos el activimo más directo, qué necesitamos que se visualice y sobretodo, a visualizar lo patente qué ha sido y es a lo largo del tiempo y de la historia la discriminación a determinados colectivos, inclusive a la mujer autista. Reconocer que parte de escribir nuestra historia implica ser parte de ese empujón que ayude a visualizar y a concienciar, y en el caso que nos atañe, a definir criterios que nos ayuden a no sentirnos carentes de algo, como si tuviéramos que ser masculinas porque veamos el color azul, o las piezas del puzzle nos recordaran, nunca estarás completa del todo. Mentira. Ya estamos completas, estamos tan completas que hemos decidido movilizarnos. Y en ello creo que estamos y estoy orgullosa de formar parte de todo ese movimiento.

Por último me gustaría concluir esta especie de guía rápida sobre autismo femenino, con una reflexión. Esta vez la frase no he sido capaz de encontrarla de ningún autor interesante, así que me he decidido a poner una que me gusta de Alicia en el País de las Maravillas, que además de ser una peli interesante, creo que viene genial al asunto:

<< ¿Quién decide lo que es apropiado? Y si decidieran ponerse un salmón en la cabeza, ¿tú lo usarías? >>

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s